Sunday, January 02, 2005

Manifiesto Noista

La poesía noista se funda en un sólo principio: el rechazo.
El noismo rechaza la poesía, los actos fundacionales y los principios.
El noismo no es un movimiento ni es un estilo o escuela lírica, es un virus.
El noismo no pretende ejercer una escritura propositiva,
ni pretende ejercer una escritura
ni pretende ejercer,
ni pretende.
No existen poemas noistas.
No pueden existir siquiera,
pues la existencia es para el noismo una contradicción.
Un poema noista deja de serlo toda vez que alcanza la existencia.
El rechazo se construye de rechazo, en consecuencia,
el noismo irrenunciablemente niega la existencia que es la base de este absurdo.
El noismo es más bien una actitud de intuición, futuro y vanguardia,
pero el noismo rechaza tajantemente el futuro, la intuición y la vanguardia.
No obstante, el noismo también rechaza el arte añejo.
El noismo define como arte añejo toda forma vacía de arte,
más bien todo estilo que pueda definirse en boom y en market.
El noismo define como arte nuevo todo aquello que muta incansablemente
y, que cuando es, se abandona de sí mismo para no ser nada más que un instinto.
El noismo no existe fuera de ese instinto,
porque fuera de él se rechaza a sí mismo,
por eso se considera, a través de este manifiesto,
un fenómeno singular e irrepetible que cambiará
completamente la poesía del orbe sin cambiar absolutamente nada.
¿Por qué? Porque todo el arte es un cuerpo inmunizado de sí mismo.
La poesía noista se funda en un sólo principio: el contagio.

3 comments:

Anonymous said...

El noismo entonces no es?
No es el estado pre-pleromatico del no ser?
Es el aeapacial-atemproral aleph o no?
Conciencia oceanica pura de lo indivisible, el Atman pre-evolucionario de los arquetipos?

Maximiliano Villegas said...

Hola.
Sí, creo que tiene que ver con lo que mencionas, con el instinto de los objetos y las palabras que los nombran. La poesía como un acto precognitivo, como un impulso previo al arquetipo. Pero también, y ya que mencionas el Aleph, un poco como el poema Cosas de Borges, que es más bien un poco lo anverso, los ecos que quedan de los objetos y arquetipos.

Saludos

Anonymous said...

Noista es mi novio, que dice a todo que no.

Un saludo poetas